Skip to content Skip to footer

Duración de un entierro en España

Cuando un ser querido fallece, es necesario realizar una serie de trámites y ceremonias que pueden variar según las costumbres y tradiciones de cada lugar. En España, la duración de un entierro suele oscilar entre dos y cinco días, dependiendo de los procesos necesarios para honrar al difunto y despedirlo. A continuación, vamos a ver en detalle los distintos pasos que se suelen seguir.

Antes, recordar que tenéis a vuestra entera disposición los servicios funerarios de nuestra funeraria en Zaragoza y provincia: Funeraria Aragón.

El primer paso después de un fallecimiento es llevar el cuerpo a una funeraria para que se encarguen de su embalsamamiento y preparación. Estos procesos pueden tardar entre unas horas y uno o dos días, dependiendo de la magnitud de los mismos.

Velatorio

Una vez que el cuerpo está listo, se procede a realizar el velatorio, que es la ceremonia en la que los familiares y amigos pueden acudir al tanatorio para despedirse del difunto y mostrar su apoyo a la familia.

La duración del velatorio también puede variar en función de las costumbres y tradiciones de cada lugar, pero suele durar entre uno y dos días.

Ceremonia de despedida

Una vez finalizado el velatorio, se procede a la ceremonia de despedida. En España, la ceremonia puede ser religiosa o civil y se suele celebrar en una iglesia o en el propio tanatorio.

La duración de la ceremonia varía en función de las creencias y costumbres de cada familia, pero suele durar alrededor de una hora.

Traslado al cementerio o crematorio

Una vez finalizada la ceremonia de despedida, se procede al traslado del cuerpo al cementerio o crematorio.

En el caso de los entierros, la duración del traslado dependerá de la distancia entre el tanatorio y el cementerio. En general, se suele tardar entre 30 minutos y una hora en llegar al cementerio.

Inhumación o cremación

Una vez en el cementerio o crematorio, se procede a la inhumación o cremación del cuerpo.

En el caso de las inhumaciones, la duración del proceso suele ser de entre 30 minutos y una hora, en función de las costumbres y rituales de cada lugar.

En el caso de las cremaciones, la duración puede variar en función del tipo de ceremonia y del tiempo necesario para incinerar el cuerpo.

Homenaje y recuerdo

Finalmente, una vez concluida la inhumación o cremación, los familiares y amigos suelen reunirse para honrar y recordar al difunto. Esta es una oportunidad para compartir historias y recuerdos, y para apoyarse mutuamente en un momento de dolor y tristeza.

Conclusión

En resumen, la duración de un entierro en España suele oscilar entre dos y cinco días, en función de los trámites y ceremonias necesarios para honrar al difunto y despedirlo. Es importante tener en cuenta que estos

procesos son una forma de mostrar respeto y cariño hacia el fallecido y de apoyar a la familia en un momento difícil. Por ello, es importante que se respeten las costumbres y tradiciones de cada lugar y que se realicen con el debido cuidado y respeto.

En definitiva, el tiempo que dura un entierro en España puede variar en función de muchos factores, pero en todos los casos se trata de un momento emotivo y de gran significado para los familiares y amigos del difunto. Por ello, es importante acompañarles y mostrarles nuestro apoyo en un momento tan difícil.

Duración de un entierro en España - Funeraria en Zaragoza 24h | Aragón